¿Es Panamá, todavía, un paraíso para el Lavado de Dinero?

Las mafias y organizaciones criminales se manejan con estructuras y gerencias del nivel de grandes multinacionales, con la única diferencia de que obtienen sus dividendos mediante la explotación de actividades criminales (tráfico de drogas, de armas, extorsión, secuestro, etc.). Utilizan ganado, escuelas, transporte, tarjetas regalo, compran inmuebles, crean empresas ficticias, hacen todo lo necesario para “convertir” el dinero metálico en dinero virtual o bienes materiales.

La posición geográfica estratégica, infraestructura financiera y comercial dolarizada, contrastes socio-económicos y relajados controles legales, hacen de Panamá uno de los destinos predilectos por organizaciones criminales para blanquear sus ilícitos capitales exitosamente. Su precursor, el dictador que gobernó Panamá desde 1983 a 1989, ex agente de la CIA y al mismo tiempo narcotraficante, Manuel Antonio Noriega, fue quien colocó a Panamá en el centro del huracán del lavado de dinero.

Manuel-Antonio-Noriega
Manuel Antonio Noriega, es un militar y político panameño, quien fue líder castrense y gobernante de facto de Panamá, desde 1983 hasta 1989.

Panamá está ubicada en el istmo centroamericano. De Este a Oeste une a Suramérica (Colombia) con Centroamérica (Costa Rica), a la vez que, por el eje Norte-Sur, conecta al Mar Atlántico con el Mar Pacífico a través del ingenioso Canal de Panamá, vías férreas y una red de autopistas y carreteras que logran atravesar el país en solo hora y media. Además, los puertos panameños ostentan la mayor movilización de contenedores en toda Latinoamérica capaz de conectar a más de 160 países y más de 1.700 puertos de todo el mundo y cuya infraestructura logística les permitió movilizar 6.75 millones de Teus (Unidad de medida para contenedores equivalente a una unidad de 20 pies) en el 2014, según cifras oficiales de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

¿Quién no quisiera colocar sus productos, sean lícitos o ilícitos, en semejante lugar?

Toda la actividad comercial que genera el Canal de Panamá va acompañada del respaldo de más de 160 instituciones financieras no bancarias que hacen vida en el país y que administran más de $1.700 millones en activos mientras que las instituciones bancarias hacen juego con $105.8 mil millones de activos, según cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá, en un país de solo 3.5 millones de habitantes.

unibank-panama
Unibank, uno de los banco en la lucha contra el lavado de dinero

El Grupo de Acción Financiera (GAFI) ha pactado con el gobierno panameño una serie de medidas orientadas a combatir el blanqueo de capitales o lavado de dinero y así lograr salir definitivamente de las denominadas “listas grises”. Para esto, el gobierno panameño está discutiendo junto al sector privado, y bajo la asesoría del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional, la reforma de la Ley para Prevenir el Lavado de Capitales y el Financiamiento al Terrorismo, que deberá estar en vigencia para Junio del 2015, según lo acordado. Además, el gobierno evalúa la creación de la Unidad de Políticas de Prevención de Blanqueo de Capitales y el Financiamiento al Terrorismo dentro del Ministerio de Economía y Finanzas y la restructuración de la Unidad de Análisis Financiero, así como la presentación a la Asamblea de dos leyes por parte del Ministerio Público.

Por si fuera poco, el crecimiento económico de Panamá es uno de los más altos de Latinoamérica durante la década reciente. Según el Banco Mundial, el PIB promedio panameño ha crecido 8% durante el 2006 y el 2014 y un crecimiento estimado de más de 7% en 2015. Eso quiere decir que una enorme cantidad de capital extranjero está siendo invertido en el país y dichos capitales necesitarían ser controlados.

Una de las medidas que pretende tomar el gobierno para controlar la inversión de capitales extranjeros es exigir a los bancos la identificación y debida retención de títulos y acciones al portador a los accionistas y socios de las organizaciones que hacen vida en el Istmo. De esa forma, prohibirá a los bancos gestionar asuntos con sociedades que permitan operar con acciones al portador, obligándolos a cambiar sus estatutos legales para que operen con acciones nominativas, salvo expresas excepciones y ejerciendo medidas de retención de dichas acciones.

Sin duda alguna, tales condiciones geográficas, financieras y políticas hacen de Panamá uno de los destinos más atractivos para organizaciones criminales, carteles de drogas y otras organizaciones terroristas para blanquear sus indebidos capitales y continuar realizando actividades criminales bajo la fachada de organizaciones legítimas que hasta impuestos declaran. Sin embargo, la administración pública trabaja sin demora en la actualización de sus políticas y en la lucha contra el flagelo del lavado de dinero, que tanto daño hace al mundo entero y en especial al pequeño gran país centroamericano.

Tomás Castellano

Tags: lavado de activos, blanqueo de capital, lavado de dinero, terrorismo, narcotraffico, corrupcion, Unibank Panamá

Anuncios
¿Es Panamá, todavía, un paraíso para el Lavado de Dinero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s